Archive for agosto, 2012

Cuento hasta tres

Cuento hasta tres. Vacilo, tiemblo, suspiro y miro al vacío.

Ese vacío al que he saltado otras veces, al  que no le he tenido miedo, pese a los huesos rotos, la mirada perdida

y el agridulce sabor de la sangre entre mis labios.

Porque me gusta la sensación de la caída. La gravedad. Libre.

Cuento hasta tres, una y otra vez.

Por primera vez , tengo miedo. Veo mis pies al borde de la cornisa, y al final… la nada… el todo.

Cuento hasta tres. Miro a mi alrededor. ¡Tantas veces he saltado por nada, que me pregunto,  por qué no lo hago ahora!

Cuento hasta tres. Contengo la respiración.

Cuento hasta tres. Adelanto un pie, que baila en la nada.

Cuento hasta tres. Voy a saltar.

Cuento hasta tres. Caigo libremente hacia la posibilidad de todo.

Cuento hasta tres. El mismo vértigo… como si fuera la primera vez.

42,195km