All posts by stella

Cowboys and Aliens de Megaphone ou la Mort

“Cowboys and Aliens” Megaphone ou la Mort. A SILENT LANGUAGE (2013) VGB RECORDS

Réalisé et filmé par Stella Blasco Berlanga
Montage et Post-édition Stella Blasco Berlanga et Miguel Angel Mengó
Paroles et Musique : John Alexander Martínez et Diego Summo.
Remerciements : Alfil et Elora (Shibari & Kinbaku, Barcelona), Karina, Mercè, Angel Perez, Aurelio Betoret, Megaphone ou la Mort et Ferran Brooks.

Coming soon Megaphone ou la Mort

New video Megaphone ou la Mort

8

Ocho años ya que salí como una canario que ha estado queriendo escapar de la jaula, pero que el día que le abren la puerta sale atolondrado y dándose golpes por los balcones muerto de miedo.

Que salí con calcetines y sin zapatos. Muchas veces pienso en la ironía. Mi madre me quitaba los zapatos de pequeña y me sentaba en una silla, porque no me gustaba ir descalza y era la única forma de evitar  que  me escapara a buscar perritos o bien que acabara metida dentro de un cubo de pintura.

Supongo que, durante todo ese tiempo, a veces me puede el cansancio. Ya no me queda un solo hueso sano de tanto salto sin red. De ir a pecho descubierto. Tan estoica que me olvido a veces de dejarme ayudar por aquellos que han conformado mi núcleo fuerte, mi familia encontrada y que me controlan con el rabillo de ojo cada vez que me estrello con la bici contra un muro. Que me limpian las heridas en mis batallas quijotescas contra molinos de viento y que  me orientan en las cosas tan sencillas en las que a veces me pierdo como una adolescente recién salida del huevo.

Ocho años de desvaríos e historias con tiralíneas que siempre acaban en desastre,  al más puro estilo Genazino. Pero un corazón que detrás del escudo siempre está bombeando aunque lo tenga que apretar con la  mano.

Ocho años para llegar a entablar cierto grado de amistad con mis demonios o al menos haber llegado un pacto de no agresión con ellos. De encontrar el lado positivo de mis fantasmas y aprender a entender mis sombras. De, aunque me siga jodiendo, aceptar todas esas cosas de mi madre que veo en el reflejo de mi imagen desnuda frente al espejo. Pese a la tinta que lo recorre.

Ocho años de  esa opresión en el pecho que va desde la garganta al pecho. De respiración entrecortada después de bracear echando de menos ese corporativismo familiar que implica tirarte un flotador de vez en cuando.

Ocho años sobreviendo…

Ahora toca florecer.

"Nuestra necesidad de consuelo, es insaciable"

 

“Nuestra necesidad de consuelo, es insaciable” . Collage sobre tabla.

La posibilidad de una Isla

Despiertan arañas

Que tejen en silencio

La certeza de un imposible

La posibilidad de una Isla

Después de la tormenta.

 

Despiertan arañas.

398109_10151287970278876_1551490232_n

Blur

DSCF0003 DSCF0004 DSCF0008 DSCF9950 DSCF9951 DSCF9958 DSCF9963 DSCF9968 DSCF9973 DSCF9975 DSCF9978

Cuento hasta tres

Cuento hasta tres. Vacilo, tiemblo, suspiro y miro al vacío.

Ese vacío al que he saltado otras veces, al  que no le he tenido miedo, pese a los huesos rotos, la mirada perdida

y el agridulce sabor de la sangre entre mis labios.

Porque me gusta la sensación de la caída. La gravedad. Libre.

Cuento hasta tres, una y otra vez.

Por primera vez , tengo miedo. Veo mis pies al borde de la cornisa, y al final… la nada… el todo.

Cuento hasta tres. Miro a mi alrededor. ¡Tantas veces he saltado por nada, que me pregunto,  por qué no lo hago ahora!

Cuento hasta tres. Contengo la respiración.

Cuento hasta tres. Adelanto un pie, que baila en la nada.

Cuento hasta tres. Voy a saltar.

Cuento hasta tres. Caigo libremente hacia la posibilidad de todo.

Cuento hasta tres. El mismo vértigo… como si fuera la primera vez.

42,195km

Tender is the night

Le suelo dar a mis lecturas, las 50 primeras páginas para enamorarme.

50 páginas, para sentir que bebo su tinta, respiro su prosa, camino sobre sus caracteres impresos sobre el papel.

Pero tanta importancia le doy a esas 50 primeras páginas como a las últimas 5 líneas. Porque un mal final te puede dejar ese amargo sabor de boca… esa sensación de que , quizá, todo tu tiempo ha sido una pérdida de pasión.

Porque hay desenlaces inconclusos, vacíos, inertes , como una línea suspendida … que te deja tan indiferente que continúe una palabra  más o menos, que ese fin sin final, acaba siendo el más triste.

Mi corazón esta listo para unas próximas nuevas 50 páginas. El final… pueden ser unos simples  puntos suspensivos.

 

 

 

 

El Ser Humano

Vencejo

Acabo de rescatar un vencejo… lo llevaba en la mano camino del trabajo y sentia su corazoncito a punto de estallar.  Le he dado agua y lo he refrescado

Tenia al vencejo cogido en la mano, con su corazón palpitando contra mis dedos… y me veía a mi misma en estos momentos. A la merced de unas manos ajenas que me hacen palpitar y con el temor de… que estoy tan exhausta que con solo dos gotas de agua voy a emprender el vuelo.